Buscamos financiación para nuestro cómic educativo Newton, la gravedad en acción.

miércoles, noviembre 24, 2010

Presentación de "La Ciudad Oculta de Alejandro Magno".

Os recuerdo que el próximo sábado 27 a las 12 h. en el Casino de la Exposición de Sevilla, presentaremos la obra ganadora de la 1ª edición de concurso de novela gráfica Dibujando Entre Culturas, La Ciudad Oculta de Alejandro Magno. Después habrá sesión de firmas ( y también esa misma tarde a las 19 h. y la mañana del domingo). Allí os espero.

6 comentarios:

Pablo dijo...

Espero llevármelo dedicado. Tiene MUY buena pinta. El estilo BD te ha quedado estupendo.

Jordi dijo...

Pues allí espero verte mañana.

Anónimo dijo...

Me ha encantado este acercamiento a la estética clásica francobelga. Lo pienso y sí, sí que me gusta la idea de un Tintin o unos Blake y Mortimer steampunk. La diferencia en la ambientación es abismal. Esos personajes tienen un estética retro, pero son demasiado modernos para ser steampunk. Ojalá estos personajes tengan continuidad. Jordi, no decaigas. Espero que ya tengas ideas para el segundo álbum.

Jordi dijo...

Y para el tercero...

Anónimo dijo...

Lo que me ha parecido muy gracioso es lo de los esbirros thugs. Muy propio y, si lo piensas un poco, casi obvio; pero hay que tener talento para la ocurrencia.

Anónimo dijo...

Por cierto, si vamos a las fuentes primigenias de la ciencia ficción de aventuras y, concretamente a Julio Verne, podemos encontrar cosas muy interesantes en lo relativo al diseño de navíos y aeronaves steampunk: en el Nautilus, el material es el acero, tal y como has dibujado tu submarino, planchas de acero fijadas con remaches, pero en el aire y, tratándose de "más ligeros que el aire", de zepelines, el peso es un grave problema. Pues bien, vamos a Verne y ¿qué nos propone él como materia prima del Albatros de Robur el Conquistador? ¡El papel! ¡Ni más ni menos! Mucho más radical que la madera, que sería la elección más obvia, como material resistente pero ligero. El tío va más allá de lo imaginable y nos describe un enorme navío de papel. Aunque el Albatros era más pesado que el aire, el peso también lo condicionaba. En este tebeo veo yo a Kipling, a Verne, y otros novelistas decimonónicos como Mason. Con estos mimbres se pueden hacer bonitos tebeos de aventuras. Ánimo, y que todos lo veamos.